Páginas

domingo, 2 de enero de 2011

CON EL NUEVO AÑO... CASI NADA


Mira que tenia ilusion empezar el año diciendo cosas por aqui, pero es que no se me ocurre nada. Ya me ha ocurrido en otras ocasiones: "en dique seco", me digo cuando me encuentro en esta situación, que no es solo en esto de escribir, que también me ocurre cuando me pongo delante de un lienzo, o en el tablero de dibujo y lo dejo tal cual, como si tuviera la mente parada, en blanco. Y lo curioso es que no solo me pasa a mi, a mi amigo Guille le ocurre algo parecido. "¿Que estas haciendo?" le pregunto, "nada, nada, ni ganas de hacerlo". Bueno, y a Lola y a alguno mas. No se, a lo mejor es que dejamos reposar, descansar la mente, "en barbecho", esperando a recuperar fuerzas, ideas, ocurrencias... y he observado que casi siempre es por las mismas fechas, por estas quiero decir, que a mi no me gustan mucho; no me hacen mucha gracia que digamos. La alegria que me llega, de los demas, la veo en momentos como mecánicas, no naturales, no en todos los casos claro, las felicitaciones y los deseos de paz y felicidad y esas cosas a mi me producen una pizca de tristeza. Y que son todas iguales, y que no se porque no me dicen algo parecido en otra epoca del año, que a lo mejor lo necesito mas. Este año, sin embargo he recibido dos felicitaciones en SMS, -ya sabeis, el medio que ha sustituido a las postales navideñas, tan entrañables y a veces tan ingenuas-, que se han salido del patrón medio, sobre todo una de ellas; es de una amiga que desea que el nuevo año le traiga, ademas de la solución a muchos de los problemas que tiene, que le traiga de nuevo la alegria y la despreocupación. Conozco algo de sus circunstancias, y supongo que son la causa de que le haya quitado la alegria, que lo entiendo, lo que no entiendo tanto es lo de la despreocupación. Por cierto que me he acordado de ella esta mañana cuando he ido a coger naranjas. Son, los naranjos, de unos amigos, que en cuanto pasan unos dias ya me estan recordando "¡que se estan cayendo las naranjas!. Tambien tienen mandarinos y pomelos y limoneros... y un ¿níspero? cargado de flores. Y me he acordado de mi amiga, porque con frecuencia me habla de su patio, de sus arboles frutales y de sus frutos... ¡que envidia me das!, le digo. En dias con sol es un disfrute ir a coger naranjas: el entorno, el sol y sobre todo el silencio, el hermoso y deseado silencio, sobre todo en estos tiempos que vivimos rodeados de ruidos. Y es un disfrute cuando, completada la carga, en el coche, me siento al sol a comerme una hermosa y dulce naranja recien cogida. Tengo pensado ir a pintar alli: está a solo 15 o 20 minutos de casa. Mi amiga, la dueña del sitio, me lo recuerda con frecuencia y me insiste, ya que sabe de mis cosas. Lo hare, le digo.


Y no se porque esto de no saber que decir, porque tengo muchos temas para contar en este rinconcillo que me he fabricado, y a lo mejor es desgana, o la humedad, o el estar sin sol y esas cosas... a las que no estamos acostumbrados; a mi me afecta, la verdad, tanta lluvia que me obliga a recogerme en casa, que no me molesta, pero, la verdad, es que el sol alegra la vida. Y es lo que hablaba con un amigo que se ha jubilado hace un par de meses, "mira Nicolas, cuando tu estas trabajando, llueva o haga frio o este nublado, coges el coche y te plantas en tu puesto de trabajo, y estas con los compañeros y estas con las "chorradas administrativas", que estimula mucho... y cuando te das cuenta se ha pasado la mañana." Si, la verdad que el sol alegra la vida. Hablando de la vida, escuchaba en la radio del coche en el camino a las naranjas, unas reflexiones sobre las contradicciones del socialismo actual que a mi me parecieron sensatas. Mas ó menos decia que como era posible que esa ideologia, que se habia destacado a traves de su historia, por la defensa de la vida, estuviera de acuerdo, y casi promoviese, el aborto y la eutanasia. Me dió que pensar, no mucho la verdad, pero pense solo dos cosas. Una que en ambos casos no pueden defenderse uno por demasiado "joven" y otro por demasiado "viejo" y otra, porque tanto uno como el otro no dan votos. Luego, mas tarde, lei en el periódico, como cita de un articulo de opinión, -¿casualidad?- que una diputada socialista habia dejado la politica y el partido porque "no entendia que se dejara solo en manos de la derecha la defensa de la vida". La alabo por su sentido comun y su honestidad. Por cierto, hablando de valores, -no se porque lo he asociado-, leí hace tiempo en un periódico, que conservo, las preguntas que se hacia un articulista de internacional, no se si de él o de otra persona, que decian asi:


.- ¿Es posible desarrollar una nueva cultura sobre los frágiles cimientos del relativismo?

.- ¿Perviviran los valores tradiciones europeos si damos la espalda al cristianismo, su origen y fundamento?

.- ¿Puede la razón sóla crear una sociedad mas justa y libre sin aquellos valores?

.- ¿Es viable una sociedad que de la espalda a la familia?


Tiene enjundia la cosa. Sobre estas cosas le oí decir, en una entrevista, a un musulman: "El problema no es que el islam avance, sino que el cristianismo retrocede."


Y ya puestos en los medios, he oido esta mañana lo que ha dicho una dirigente politica socialista sobre la reunión que sobre la familia se ha celebrado hoy en Madrid: "Son misoginos". La verdad, porque no lo se, ¿que ha querido decir?. No la entiendo, quizas sea porque estoy acostumbrado a razonamientos mas completos y a este tan comprimido y escuetisimo, no llego. Pero me gustaria saberlo, por curiosidad intelectual.


Bueno despues de todo, para no saber que decir... Es que ha sido hoy un dia muy completo, bueno incluso he ojeado un libro de gran formato, sobre fotografias de pueblos, rejas, campos, costumbres... y patios. Y lo cuento, prometo que es lo último, porque ademas de las fotografias se hace un pequeño comentario sobre cada grupo de ellas, y el referido a los patios, dice:


"" El patio es siempre muy particular. Con él la casa mira hacia adentro: tiene en medio su pequeña plaza privada. Ya apenas hay plazas. En las que se llaman asi, solo se cruzan los coches sin apenas saludarse. No se cuando, en la Edad Media, al ágora de los griegos y al foro de los romanos, alguien les puso un tejado enorme -dicen que un Arzobispo- y le llamó catedral. Ahora era "ecclesia", lo cual quiere decir que se debe estar en silencio. El Cabildo después arrojó, de buenas maneras, a los mercaderes del templo y les construyó su logia, la lonja. Desde entonces, cuentan, hacer la plaza no es filosofar con los amigos, sino comprar al mercader del mercado. Y la filosofia, barata o cara, ya no se conversó en la plaza pública, abierta y mundanal, sino en un recinto cerrado llamado claustro.

Silencio en la catedral. El agora destartalada, por demasiado abierta, produce agarofobia, el claustro da claustrofobia por demasiado cerrado. En el patio hermafrodita, hecho justo a la medida de los hombres, se critica a Dios y al César por costumbre milenaria.""


Quizas por eso, mi amiga, no la de las naranjas, quedó un dia en invitarme, con otra amiga, a tomar un cafe... en su patio.


Pues sigo sin saber que decir y eso que tengo en cartera hablar de la convivencia, del silencio y de otras cosas mas. Tendrán que esperar.

9 comentarios:

Adriano (Sin mas) dijo...

Vaya, para no saber que decir te has lucido. Lo que pasa es que has mezclado las naranjas, la filosofia, las idologias... ¡vaya gazpacho!. Bueno es que no se que decir con tanto material. La verdad que una buena naranja recien cogida sabe a gloria. Lo de las contradicciones... no sabria decir, yo creo que ocurre en las mejores familias. Mira también a mi me gustan los patios, pero me gusta mas la calle. Feliz año y feliz blog.

Jara dijo...

¡¡...Y no sabías qué decir...!! Te contestaría a la parte filosófica de tus reflexiones, pero es que son muchas, algunas muy atractivas y en las que te llevaría la contraria y además considero que habría que profundizar mucho...creo que no es el espacio...lo dejaré pendiente.
Pero si quiero hacer mi pequeña reflexión sobre el concepto de familia: ¿A qué nos referimos cuando hablamos de ella? ¿Nos referimos al concepto tradicional que la Iglesia nos ha transmitido de la familia y que mas omenos ha llegado hasta la década de los 80? o, más bien nos estamos refiriendo e ese nuevo formato familiar formado por matrimonios con hijos adoptados, o parejas de homosexuales con hijos, o divorcidos y divorciadas con hijos y que se vuelven a casar y vuelven a tener hijos...Todo un mundo multifamiliar que a la Iglesia Católica y a las clases conservadoras escandaliza, pero que está por demostrar que estas nuevas clases familiares no tengan valores, y si los tienen aún no se ha demostrado que sean inferiores a los supuestos valores cristianos, como tampoco podemos afirmar que la tan admirada Filosofía del Antiguo Occidente, sea fruto de los antiguos pensadores cristianos, ni siquiera del contrarreformador Cisneros...Le podemos dar el mérito a los Humanistas, muchos de ellos persegudos por este cristianismo que tantas cadenas nos puso, nos pone, y nos pondrá...
Europa volverá a contar con grandes pensadores y filósofos, que serán capaces de hacer su propia revolución cultural, ética y moral, posiblemente sin la infuencia de ninguna religión y desde luego, para crear valores no hace falta ninguna de las muchas que hay, y desde luego aclaro que en los "valores" de la cultura europea, no sólo está el cristianismo, están Protestantes, Anglicanos, Hugonotes, Husitas, Luteranos,Puritanos...
Pero en verdad yo sólo quería decirte que no hay mayor delicia que coger una fruta de un árbol y sentarse en algún lado a comerla antes de seguir cogiendo, y si hace sol, perfecto...y desde luego, es una pasada tener un patio...y tomar café en él...o montar una buena tertulia...o mirar las estrellas...¡¡¡Da para tanto un patio...!!!

Adriano (con los ojos vueltos) dijo...

Jara hija, que de cosas. Yo no se ni que decirte, hombre solo que J.A. dice mas cosas; lo de la familia si acaso, es solo en una pregunta que tampoco hace él. No se, para mi creo que la familia es importante, para los interesados y para la sociedad en general. Lo que es un desastre que se esten descasando a cada momento, unos por una causa y otros porque estornudó cuando veia la tele. Y una pareja del mismo sexo... pues si pueden formar familia, pero si adoptan no me negaras que choca un poco. A lo mejor es que no estoy acostumbrado; soy un antiguo con poca edad. Pero que bien hablas, hija.

Jara dijo...

Adriano, sólo hice una reflexión sobre una de las preguntas que recordaba J. Adolfo, elegí esa de la familia por lo importante que me parece, yo acepto cualquier tipo de familia en la que exista el cariño, el respeto, la libertad de expresión y de sentimientos, la igualdad en la educación y los derechos, etc.
Estoy de acuerdo con muchas de las sensaciones y sentimientos que nos dice J.A. que siente por estas fechas...me identifico tanto con esos momentos de sequía que he preferido pasar de puntillas y no profundizar...yo prefiero creer que él, si se pone delante de un lienzo, siempre tendrá recursos suficientes para realizar una gran obra...con la palabra le pasa igual, no sabe que decir...y nos lanza una batería de ideas...
...Gracias por eso de que hablo bien...Tu no lo haces mal tampoco...

Clara dijo...

Chicos, chicos, vaya mezcla de conceptos, quizás porque los conceptos tienen siempre muchas facetas desde las que analizarlos. La familia, por ejemplo, se puede observar desde diferentes prismas, religioso, histórico, social, sentimental, jurídico, etc. Exactamente como haces, Jara, que apuntas el social y el religioso, haces un poco de historia y luego te giras hacia el sentimiento, claro. Y ahí está la clave, en mi opinión. El ser humano nace indefenso y necesita al grupo familiar, inicialmente de sangre, para desarrollarse debidamente protegido. Luego vienen todas las derivaciones que queráis, que necesitan de unas normas para regularlas porque cuanto más complejo se hace un grupo, más necesario es establecer unos mínimos cauces para que las relaciones discurran como tienen que discurrir. Lo ideal sería que todos tuviéramos la generosidad y el cariño para los demás en las mismas dosis y respecto de cualquiera, sin distinción... pero eso es imposible. Somos egoistas. Basta pensar en lo que haríamos, hacemos, por nuestros hijos, y lo que haríamos, hacemos, por los hijos del vecino. De ahí las leyes, de ahí las diferentes culturas, de ahí las distintas perspectivas.
Pero toodo lo cual no nos impide que nos quedemos en el patio, en el café con la familia, estricta o extensa, amigos o vecinos, el café con ese grupo de personas que forman parte de nuestra vida casi como nuestra propia sangre, aquéllos cuya sonrisa te alegra el día o cuyo llanto te amarga toda una semana, ese café... La gente buena, nuestra buena gente, que para otros puede ser el mismo demonio, esa da igual que nos haya llegado de la mano de nuestro segundo marido o del amante de turno que un dia se fue, pero que nos dejó un chiquillo encantador que sigue refugiándose en nuestro patio y comiéndose nuestras naranjas.

Juan Adolfo dijo...

Parece que se ha centrado lo dicho en la familia, cuando es evidente que hay otros frentes, tan importantes o mas que la familia que plantean las preguntas que he recogido. Jara lo desplaza ademas hacia la pareja, que ya sabemos, dado que esta bastante clara su evolución. De Clara se deduce la importancia de ciertos valores, de la necesidad de amparo y afectos que suelen ser comunes en los núcleos familiares.

Aunque entiendo que la familia no es lo importante de lo escrito destaco lo que dice de ella la RAE : "Grupo de personas emparentadas entre si que viven juntas. Con otras acepciones relacionadas con grupos, lenguas, etc. Maria Moliner dice: Conjunto formado fundamentalmente por una pareja humana y sus hijos, también por las personas unidas a ellos por parentesco que viven con ellos. Y claro otras acepciones.

Siempre se ha tenido clara la raiz de Europa, cultura griega y romana y el cristianismo, en todas o cualquiera de sus manifestaciones. Quizas por ello creció, se desarrolló en ella un concepto de familia con una serie de valores inherentes. Pero es evidente que lo relevante en Europa es el debate sobre la laicidad; otra cosa sería que derivara a un ambiente de anticlericanismo que nos llevaria a tiempos pasados.

No he leído ni escuchado en ninguno de mis momentos que sólo la "familia cristiana" sea portadora de valores. En ningun sitio. Por otro lado, el escándalo a que hace referencia Jara, no lo veo tanto, teniendo en cuenta la evolución que ha sufrido la sociedad en general; la clase conservadora se divorcia y se casa de nuevo como cualquier hijo de familia. En cuando a lo que se ha dado en llamar "valores" he planteado en muchas ocasiones la pregunta de si solo con la ética, con la razón, aquellas serian posibles, porque poner a esos llamados valores tradicionales solo bajo el amparo religioso siempre me pareció y me parece injusto.

Y vuelvo a lo que decia al princio, y que se ha eludido, ¿puede la razón sóla, crear una sociedad mas justa y libre sin aquellos valores? Creo que fué Spinoza quien dijo en alguno de sus libros: "Lo que los hombres consideran como el sumo bien se reduce a estas tres cosas: la riqueza, el honor y el placer", que para mi llevado al dia de hoy casi sobra el honor.

Clara dijo...

Sí que puede, Juan Adolfo. Precisamente porque la razón sola se basta y se sobra para concluir que la riqueza, el honor y el placer no son suficientes para la supervivencia de la especie. Nos guste o no, los valores los llevamos dentro de nuestra esencia y, en los individuos sanos, debidamente compensadas las dosis de egoismo y solidaridad justas, para eso, para sobrevivir. Las emociones son instrumentos al servicio de esa razón. El problema es la descompensación, a veces patológica, a veces presente por pura necesidad.

Pero yo prefiero no dar esa importancia ni a la razón, ni a la religión, ni a los valores, yo prefiero vivir sin hacerme preguntas cuya respuesta me inquieta, me duele, o no comprendo. Prefiero pensar en que existe la bondad de unos y la maldad de otros, sin relativismos, que existe el amor generoso y el egoismo cruel del que hay que huir, que existen los patios donde se comen las naranjas al fresco de la tarde, con las risas de los niños y el buen humor de los adultos, con el que nos intentamos defender de la realidad del mundo de fuera.

Mafaldo dijo...

Dejo de visitar, unos dias, este rincon y ¡vaya!. Como dice Clara ¡vaya mezcla de conceptos! hay para mas de dos tardes. No se, he tenido que leer varias veces lo que se ha escrito para poder coger aunque sea uno solo de los conceptos que dice Clara. Yo creo en la razón y por supuesto con ella podemos conseguir muchas cosas, unas buenas y otras menos buenas. Tambien participo de lo que dice Clara de que prefiere vivir sin hacerse preguntas, aunque la verdad, Clara, creo que eso es muy dificil. ¿De verdad no te haces preguntas alguna vez?. Evitar hacerse preguntas por no sentir inquietud, temor o no entender las respuestas...¿no roza para mi el comportamiento del avestruz?. Y tanmbien participo de la idea de que para una supervivencia decente es necesaria unas dosis de egoismo. En cuanto a Jara, creo que ya a estas alturas ya casi todo el mundo tiene claro que el concepto tradicional de fam ilia se ha ampliado. La pareja quizas sea otra cosa. No se.

Jara dijo...

Yo creo que con la razón sola podemos crear todo lo que queramos, no se si podríamos crear una sociedad más justa si le quitamos todos los valores o algunos de ellos, lo que sí se, es que hasta hoy no hemos sido capaces de crear una sociedad justa ni con la suma de todos los valores, ni con las religiones, ni con las buenas intenciones, ni con ningún sistema de gobierno, ni siquiera en la Grecia clásica de la mejor época de Pericles se conoció una sociedad justa, quizás porque el libre albedrío del ser humano le da la posibilidad de elegir entre el bien y el mal, entre lo justo y lo injusto, etc.y está claro que no todos elegimos lo mismo, pese a usar todos la razón.
También tengo claro que lo que no seamos capaces de crear con la razón, no lo crearemos con ninguna otra de nuestras capacidades, pero crear una socidad justa creo que requiere una responsabilidad universal que no existe.
Pero yo apuesto por una sociedad que tenga valores, que sea capaz de repartir con justicia el conocimiento, la riqueza, el trabajo, etc. en definitiva que use la razón para ser una sociedad lo más justa posible...Y desde luego, me preocupan mucho todas estas paradojas de la vida, y aún sabiendo que no soluciono nada con ello, pierdo mucho tiempo intentando arreglar el mundo...aunque cada vez con menos ilusión.